El presente estudio publicado en el Clinical Journal of Pain, recomienda el uso de la Terapia Cranio-Sacral en el Dolor Cervical Crónico, al ser la misma segura y efectiva al reducir la intensidad del dolor, además de poder mejorar la función de la zona y mejorar la calidad de vida de los pacientes.